Cali, Colombia, Sudamérica, por JIB.

Cali, Colombia, Sudamérica

Por Juan Ignacio Babino

Cali, Colombia, Sudamérica, por JIB.

Cali, Colombia, Sudamérica, por JIB.

Camino por Cali. Me pierdo en Cali. Voy, vengo por la calurosa Cali. Y me es imposible no pensar en Andrés, en Andrés Caicedo. Me es imposible no imaginármelo a Caicedo por estas mismas calles pero casi cuarenta años atrás. Acaso habrá caminado Caicedo por esta calle por la que camino yo ahora, la Carrera sexta, a metros, a pasos nomás de la plaza principal con esas palmeras altas, altísimas, flacas. Flacas y altas como Caicedo mismo.

Habrá sentido Caicedo ese miedo que siento yo ahora por esos ojos que me miran, que siguen mi, ahora, apresurado andar por esta calle en subida. ¿Habrá dormido Caicedo en algún hostel alguna vez aquí en Cali, en su Cali? ¿Habrá tomado alguna cerveza Caicedo en esta misma esquina en la que estoy parado ahora, tratando de evadir el calor que me invade desde la nuca hasta allá, hasta el otro lado de la calle, mientras dos punks cruzan lento la calle, se arman un porro y se vuelven por el mismo lugar que llegaron?

Acaso los pasos de Andrés y los míos, en un itinerario imaginario, han de cruzarse por esta Cali que yo ando y camino ahora y por aquella Cali que anduvo y caminó Caicedo? ¿Cuál Cali es la imagen ruinosa de la otra? Quiero imaginar –me gusta imaginármelo así- que Caicedo estuvo en algún momento de su vida, sentado en este mismo cordón alto –o cerca de aquí- trasnochando, perdiéndose en el anonimato de Cali, mirando como yo miro ahora un viejo y un joven rasguear cada uno su desafinada guitarra en esta esquina oscura, mientras la ciudad, del otro lado de ese puente peatonal sigue como siempre, tan imperturbable y esquiva a reinventarse como toda gran ciudad.

Pero Caicedo, habrá cruzado ese puente cuántas veces, me pregunto. Habrá mirado esas montañas del sur, aquellas del norte, ¿cuántas veces? ¿Las habrá mirado? ¿Habrá esquivado esa mirada mentirosamente buena de ese policía, pero hace casi cuarenta años? Me pregunto, Andrés Caicedo habría sido amigo mío. ¿Habría sido yo amigo de Andrés Caicedo? Me pregunto si Caicedo habrá…

*Lobense, Licenciado en Periodismo y Comunicación de FP y CC de la UNLP. Autor del libro de Crónicas Bardo, junto a Facundo Arroyo. Editorial Independiente (2012).

(de la edición Nº 18, abril 2013)