RevistaEzequielMorales

El deporte como forma de vida

Un recorrido por la historia de todos los deportes en la ciudad de Lobos. Fútbol, automovilismo, ciclismo, vóley, básquet, hockey, ping-pong, ajedrez, clubes, personajes destacados, la prensa, todo en un informe de la mano del periodista deportivo Thomas Gianandrea*.

RevistaHockey

En estos tiempos está de moda decir que las “cosas” más importantes de la vida se demuestran con hechos y no con palabras. Las acciones quedan, se valoran, mientras que las palabras se las lleva el viento. Así de simple. Si aquello que se dice luego no se demuestra en actos, nada tiene sentido. Algo similar ocurre en el deporte; los hechos son los que mandan. Si los deportistas se quedaran con sus relatos ganadores, con sus conferencias rimbombantes y coloridas, con su prensa y su fama, durmiendo en los laurales y no tratando de establecer nuevas marcas, de dar mejores espectáculos, de superarse y superar en la cancha, el deporte simplemente moriría en la monotonía. Por eso, en Lobos lejos se está de aquella suposición, porque en Lobos el deporte vive, y vive por sus deportistas y por sus constantes acciones y resultados que nos permiten cada tanto a los lobenses llenarnos la boca diciendo que somos de estos pagos, que tenemos esto y aquello, que recorrimos tal lugar, que nos fotografiamos con X celebridad y todo gracias al bendito y amado deporte.

Desde principios del siglo pasado que la actividad deportiva en nuestra ciudad se encuentra en movimiento y en constante crecimiento. En 1900 y monedas se organizaron en el Hipódromo los primeros juegos de la provincia de Buenos Aires que reunieron a 300 deportistas. Allí se planto la piedra fundacional del deporte lobense, que ya contaba desde 1892 con el Lobos Athletic Club, que tenía al fútbol y al cricket como sus principales actividades. Con empuje, trabajo y dedicación aquella piedra sirvió para ser el cimiento de lo que hoy es el evento deportivo más importante de la provincia; “Olimpiadas del Salado” (este año se disputaron las 11mas).

RevistaKarting

En su última edición, los juegos reunieron a 17 ciudades en 40 deportes, en los cuales participaron durante 3 días de competencia (sábado 13, domingo 14 y sábado 20 de abril) más de 3000 deportistas. Todo un número que reafirma que Lobos es una ciudad que respira deporte. Ya que sin el crecimiento de manera masiva y popular de la mayoría de las actividades deportivas, y con el agregado de infraestructura con el que cuenta la ciudad, dichas “Olimpiadas” no serían posibles de llevarse a cabo. Sin dejar de mencionar el trabajo incansable de la Secretaria de Deportes del Municipio y el aporte desde el Gobierno Provincial. Muchos creerán que el deporte se basa principalmente en el fútbol, básquet, hockey, tenis y automovilismo, quizás los más populares y/o tradicionales, pero la ciudad es hoy en día lo que es en materia deportiva también por todas aquellas actividades no tan reconocidas, que cada fin de semana ayudan a que cientos de personas hagan actividad física y se relacionen entre sí, ya que esto crea más lazos, uniones y coincidencias que la diplomacia misma. Así, son más de 20 los deportes que se practican a diario en la ciudad natal del General Perón, y miles las personas que representan a un club, una asociación o simplemente hacen deporte por el disfrute personal.

Poco a poco Lobos comenzó a expandirse deportivamente. Antes el fútbol acaparaba toda la atención y popularidad, esto no quita que hoy siga siendo la actividad más resonante con una Liga con 20 equipos y participaciones en los Torneos del Interior Argentino C, pero con el correr de los años, esa tendencia se fue corriendo, dando lugar a otros deportes y permitiendo que nueva gente y generaciones se vayan sumando a las actividades deportivas. Pero si en Lobos se habla de deportes no se puede no volver a mencionar al Lobos Athletic Club; con sus consagraciones y la maravillosa cancha de parquet logró que el básquet consiga nuevos adeptos, lo mismo que el hockey (ahora también EFIL lo practica) que con su flamante césped sintético y sus participaciones a nivel provincial y nacional ha logrado hacer crecer la actividad.

RevistaBasquet

Además el club rojinegro hizo resurgir el vóley y beach vóley en la ciudad, cuenta con pileta de natación, le da lugar también al taekwondo y al tenis. Y hablando de la pelotita amarilla, también creció; surgieron nuevos clubes en la especialidad y algunos vinculados a otras actividades le abrieron la puerta y apostaron con más canchas de polvo de ladrillos y algunas de superficie dura, sumándose así al legendario Fitti Ferro. En este deporte Lobos cuenta con una de las mejores 3 jugadoras sub16 del país como es Melany Krywoj.

En silencio como así lo requiere la actividad misma, el golf va sumando cada vez más seguidores que disfrutan y despuntan el vicio en la cancha de 18 hoyos del Aero Club Fortín Lobos, una de las mejores de la zona. Desde hace un par de años y con la renovación de la pista del Parque Ingerio Hiriart, que además cuenta con torres de iluminación, el ciclismo se ha convertido en un furor de la ciudad por estos tiempos, con el agregado también de la actividad de rural bike que cada vez se practica con mayor intensidad.

Lo mismo ocurre con el ping-pong, cientos de chicos son atraídos y seducidos por la actividad oriental, también la pelota-paleta, un tanto olvidada de a poco se va haciendo su lugar en la nueva y espectacular cancha del Club Salgado. El atletismo con sus diferentes disciplinas y el empuje de ADAL quiere volver a los primeros planos con participaciones de los atletas lobenses a lo largo de toda la provincia y también del país. El mayor exponente de la actividad, Ezequiel Morales, el deportista local por excelencia que nos representa en el Mundo entero con actuaciones sobresalientes en duatlón y triatlón sobre todo en Brasil.

Despacito y sin apuro pero a pura garra, de la mano de EFIL el rugby busca resurgir en la ciudad; con ascenso incluido del equipo superior en el torneo empresarial de la URBA cada vez son más los chiquitos que se entusiasman con la actividad. Si hay rugido en Lobos y la zona no es de un León sino de un motor de “cafetera”, karting o de cualquiera de las otras clases que agrupa el TC Roqueperense, o puede ser de la BMW de Gruccio y Goya corriendo el Dakar. El motocross también tiene sus seguidores. Al galope y con Santa María de Lobos a la cabeza el polo intenta reubicarse en la ciudad otra vez como protagonista invariable como alguna oportunidad lo fue con aquellos equipazos de La Espadaña, con títulos en Palermo, la catedral del polo mundial de la mano de Gonzalo (padre de Facundo y Gonzalo) y Alfonso Pieres.

RevistaMelanyKrywoj

A todos estos deportes se le puede sumar el ajedrez, la natación, paddle y boxeo. Además de las actividades que se desarrollan en nuestra hermosa laguna como pesca deportiva y los deportes náuticos que cada vez se practican con mayor entusiasmo y están teniendo una masiva y popular difusión en los últimos tiempos.

Se puede jugar bien o mal, hacerlo de manera espectacular, correcta o equivocada. Se puede acertar o fallar, ganar o perder. Llegar primero o último, pero así y todo, aquellas personas que se entretienen practicando un deporte indudablemente al final del día se sentirán un poco mejor luego de una jornada larga de trabajo, de los miles de problemas personales, del cansancio lógico. Al momento de hacer cuentas se encontrarán con una sonrisa que ni los médicos, curanderos o manosantas podrán dársela, sino que es su amado y querido deporte, ese mismo que por un instante lo saca de su realidad para que la vida misma sea un poco más leve, llevadera y divertida. Quienes compartimos la pasión, podemos gritar que el deporte nos hace sentir plenos y felices.

*Lobense, periodista de DeporTEA. Editor del blog www.lobosathleticclub.blogspot.com

Fotos de Juan Manuel Carabajal.