jm videla 2

Las canciones salvadoras

A partir de creaciones nacidas para ser esparcidas en los vientos lobenses, Conflictivos proyecta lanzar su primer disco, tocarlo en vivo y seguir siendo parte de la escena artística local. 

Conflictivos 2

Foto de Niko Battista.

Con miras y excusas a una pronta grabación de material acumulado, Conflictivos, a la cabeza con Juan Manuel Videla (guitarra y voz), Nicolás Duarte (guitarra), Matías Olivastri (teclados) y Belén Gatti (batería), se proyecta como un espacio en donde lo importante y fundamental son las canciones. El conjunto despliega lo que mejor sabe dar: un puñado de composiciones simples con mensajes que van desde el amor enredado a leves muros de arpegios y sensaciones, mitad electricidad y un resto unplugged. Desde el comienzo y con franca expansión, Conflictivos pretende llegar a muchos y cumplir con el formato físico: un disco con una docena de historias sonoras. Desde una sobremesa en un martes húmedo de febrero, Juan Manuel asegura que “las canciones propias son la única manera de progresar”.

Después de tu paso por otras bandas más rockeras ¿cómo surge el proyecto Conflictivos?

Toqué en Natrón hace algunos años, junto a Gonzalo Colombo y Pablo Cattalano y en La Puerca. Yo creo que antes incluso de empezar a tocar ya tenía en mente formar una banda y hacer temas propios. Siempre escribíamos, hacíamos bases, sonábamos arriba con un rock & roll. Ahora, en formato más acústico, relajado.

¿Cómo definirías a Conflictivos?

En realidad lo nuestro parte desde las canciones que se van filtrando, con una guitarra distorsionada, otra voz. Es algo más bien diminutivo, con mezcla de algunos sonidos. Hay temas míos, de Matías y textos de Nora Fiñuken (“Sombra de tu nombre” y “Licor de frutilla”).

Después de las actuaciones de este año ¿qué proyectan para lo próximo?

Las canciones están grabarlas, hay que salir a tocarlas. Muchas son mías que vengo trabajando, con letras de otras personas, para seguir buscando otras canciones para difundirlas. En casi todas hacemos intercambios de voces: son canciones de amor, que cuentan pasajes de la vida.

Conflictivos

Conflictivos se presenta este viernes en Ruth Resto Bar.

La lista de los sets en vivo son el disco…

Los temas que trabajamos son sencillos, no tienen mucha variación de instrumentos, con un trabajo eléctrico con piano. Tenemos alrededor de dieciséis canciones, que nos permite hacer un show en cualquier parte.

¿De qué manera analizás la movida artística y musical en Lobos?

Supongo que la escasa difusión que se le da a los músicos lobenses, parte quizá, un poco de la ignorancia a esas cuestiones. Vos agarrás el diario y están las coberturas, pero con poca profundización, no desde el concepto rock. Todo el mundo escucha música. Falta algo que con el tiempo puede afianzarse.

¿Cuáles son los puntos que tienen en cuenta al elaborar música?

Al menos desde mi punto de vista, el trabajo que hacemos con conflictivos es también para incentivar a los demás a hacer canciones y darse a conocer. En Lobos tenemos que continuar con proyectos así. El otro día miraba un video de cuando tocamos e incentiva eso de “che, Juan, tocate otra”. Hay que generar y seguir. Grabar y salir a tocar sería nuestro ideal.