images

Revolución sin tinta

Por Fernando Negro

Vinieron
rompieron todo
se llevaron la memoria,
nadie hizo nada.

Su voz
fue nuestra voz
no hablaba la conciencia;
fueron ellos
vestidos de soberbia,
tomaron nuestras palabras
se la tiraron
a las bestias de tinta,
para fabricar un sueño carmesí.

Me pregunté
qué hice
que pude haber hecho,
lloraba por dentro
pero no se notaba afuera.

Hay una revolución
que no estalla,
duerme en los cuentos épicos
custodiados
en el corazón de piedra del rey.

Mientras no rompas el molde
la tinta seguirá corriendo por tus venas,
si sigues durmiendo
no podrás ver como brillan las estrellas.

Más en el blog fernandoezequielnegro