Farol

Farol

Por Félix Mansilla

Farol

Su problema era la herencia. Esa pertenencia, esa parte del ADN que cae limpio ante el final de ese pariente lejano, lo tenía con insomnio irresuelto y las horas cambiadas.

Por la mañana se mantenía a café y ya a la noche el whisky lo terminaba por desvelar y le venía la pensadora. Igual recordaba que el tío le dijo una vez que eso sería de él al momento de su partida.

—Este farol es tuyo. Tiene como cincuenta años, tres manos de pintura y el tapón del kerosene de chapa recién traída de Brasil. Cuidalo, pendejo y no te cagues en la historia familiar.

Así en seco, ese recuerdo se batía lejano en medio de remolinos grises, una ruta con líneas cortantes que marcaban el camino hacia esa parte que tiene un boulevard de eucaliptos y esas voces que repartían como en un laberinto frío y oscuro.

(de la edición Nº 23, septiembre 2013)

FILE-URUGUAY-LITERATURE-BENEDETTI-DECEASE

Los pata sucia

Por Félix Mansilla

Los tipos pueden conmover con los corazones blandos, a los pensantes, a los reflexivos, pero llevan en el ADN ese toque derivado del amor a la pelota, y todo lo que ella toca, hace y convierte. Ambos hinchas de Nacional, surcaron la temática a través de narrativas que se posicionan desde un costado atravesado y retocado por el propio enfoque cultural del fútbol; un miramiento más social del deporte, derivado del marco entero, soslayado en el amor, apuntado en un sentir propio.

Galeano

Eduardo Galeano

Así, en cada línea derraman esa forma de ser tan del otro lado del charco: con la historia de las épocas de oro, con resentimiento compartido y la gloria del Maracanazo. En ambos, la pelota se entretiene con sus protagonistas, que son personajes con problemáticas —simples/complejas/comunes— que se extienden desde el interior del Uruguay más conocido: el tranquilo, honesto, en voz baja.

La patria Celeste

Desde ese traslado literario que aglutina un tipo o forma del “ser uruguayo”, el paralelo con la definición de Pablo Alabarces en «Fútbol y Patria», puede vincularse el traslado sobre el terreno de lo conceptuado como patria desde la pelota. Alabarces, define: “El fútbol, espacio de la identidad cálida que sólo pide una inversión de pasión a cambio de relato de pertenencia sin mayores riesgos, se torna identidad primaria; no un relato entre los otros, sino el único sentido —trágico— de la vida”.

Si bien el autor inspecciona dicha hipótesis en torno al uso de la patria como vínculo dentro de la historia de Argentina, se asemeja a la determinación de los escritores uruguayos en el sentido amplio de la existencia de una patria ‘futbolera’. Así, el trasladado circunda el aspecto homogéneo charrúa: un pequeño país que disfruta y sufre los resultados deportivos de la Celeste.

El lado histórico de Galeano y el tacto costumbrista de Benedetti, se relacionan en su concepción y construcción del término patria, a partir de puntos descriptivos de paisajes del Uruguay profundo y personajes bien definidos desde la entonación de los diálogos o la forma en que se perciben dentro de cada escrito.

En «El césped», Benedetti explaya una historia de amor y amistad que se procesa en la vida de Benja —lateral de un equipo chico— que pierde a su amigo Martín (arquero), quien se suicidó tras un gol que el propio número ocho acertó en el último minuto de un partido que consagraría monetariamente al portero con un pase al fútbol europeo. A su vez, el cariño por una mujer que se cruza en su camino, es el motor que permite a Benja decidir abandonar el deporte.

De esta manera, Benedetti describe los días de los deportistas, divididos entre el juego y las conversaciones de café. En «Puntero izquierdo», donde el protagonista central cuenta los vericuetos de un jugador que se disputa entre el sentimiento por su club y los trances con agentes de una mafia de poca monta.

FILE-URUGUAY-LITERATURE-BENEDETTI-DECEASE

Mario Benedetti

De igual modo, Benedetti despliega belleza poética en «Hoy tu tiempo es real», dedicada a Diego Maradona: “Vida tuya tendrás y muerte tuya/Ha pasado otro año, y otro año/Les has ganado a tus sombras, aleluya”. En su novela «Andamios» (1996), relacionó el anhelo de fútbol con el exilio: “Y ya que nadie te informa de cómo van Peñarol o Nacional o Wanderers o Rampla Juniors, te vas convirtiendo paulatinamente en forofo (hincha, digamos) del Zaragoza o del Albacete o del Tenerife, o de cualquier equipo en el que juegue un uruguayo o por lo menos algún argentino o mexicano o chileno o brasileño”.

Sobre los choques en el amor entre hinchas de Peñarol y Nacional, deslizó: “Que un hincha de Peñarol se enamore de una chica de Nacional, o viceversa, puede originar resentimientos familiares de la envergadura, que los conviertan en los Montescos y Capuletos del subdesarrollo”.

Del mismo modo, en «El fútbol a sol y sombra», Galeano convierte la historia con una perspectiva desarrollada desde una matriz cultural latinoamericana donde existen los buenos, los malos, los traidores y los héroes. Su primera definición, El fútbol, abre así: “(…) El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue”.

En tanto, artificio comercial, “la tecnocracia del deporte profesional ha ido imponiendo un fútbol de pura velocidad y mucha fuerza, que renuncia a la alegría, atrofia a la fantasía y prohíbe la osadía”. Cada nota a Galeano por motivo propio o lanzamiento editorial tiene algo de equipos uruguayos: anécdotas, épica y reconocimiento.

En la revista cultural ADN, en 2008, Galeano expuso que “son los dos milagros: la literatura y el fútbol. ¿Cómo puede ser que un país que tiene la población de un barrio de Buenos Aires o San Pablo haya ganado dos campeonatos olímpicos y dos mundiales y tenga 247 jugadores en distintos países del mundo? Es inexplicable. (…) El jugador uruguayo recibe la pelota y medita, recuerda, piensa en su infancia. Claro, cuando hace el pase es tarde”.

(de la edición Nº 23, septiembre 2013)

SYRIA-CONFLICT-REFUGEES

Cables pelados

Los cables de noticias diarios adelantan lo que posiblemente marque estos días en caso de una no resolución del conflicto EE.UU-Siria. Intereses políticos, entredichos y amenazas a la paz.
PAZ

Por Félix Mansilla

No parece la postal de otros tiempos, ése tiempo es hoy. La agenda internacional marca los idas y vueltas ante una latente guerra entre diversos países. De un lado, la paranoia fabricada del gobierno de los Estados Unidos. Así, el Nobel de la Paz se muestra reacio a negociar si no se trata dentro del marco de sus condiciones. En el medio, Siria, quien contiene armas de destrucción química, la gran molestia de tío Sam. Por otro, las negociaciones rusas para lograr un acuerdo entre las partes.

El contexto muestra la desidia de la paz. Susan Rice, asesora de Seguridad Nacional de EE.UU, afirmó que un posible ataque militar (contra Siria) no sería otra guerra. Además, a modo de demostración de las nuevas intenciones, aseguró que su país “no estará lanzando otra guerra. Como ha dicho reiteradamente el presidente Obama, esto no será Irak o Afganistán.

No habrá tropas estadounidenses sobre el terreno, punto. Ni se parecerá a los ataques aéreos contra Kosovo o Libia”. Sin palabras, porque en tanto la ministra no descarta la negación a los pedidos de paz.

La estrategia de presidente ruso Vladimir Putin, es el pedido al gobierno sirio que “acepte el control internacional sobre armamentos químicos, y que entregue y destruya las armas de esas características que pudieran estar en su arsenal”.

A esto, Obama dice lo que no piensa: “Es posible que logremos un avance, pero tendremos que darle seguimiento y no queremos simplemente una demora o una táctica dilatoria para quitar la presión que tenemos sobre ellos (los sirios)”.

No sabemos el final de esta enfrenta sin tregua. Se pueden calcular los beneficios, pero no el saldo negativo que resultaría el enfrentamiento armado entre países. Es posible además, que estas líneas queden huecas sin el desenlace no le da una oportunidad a la paz. Que así no sea.

(de la edición Nº 23, septiembre 2013)

Ezequiel1

De Lobos para el mundo

Ezequiel Morales, el deportista lobense por excelencia en una charla profunda desde Brasil donde está radicado desde hace 10 años habla de su pasión por lo que hace y remarca la importancia de nunca bajar los brazos.

Ezequiel3

Por Tomás Gianandrea

Muchas veces nuestros propios sueños nos trasladan a territorios inimaginables, efímeros y hasta inexistentes. Sitios donde somos Dioses, Reyes, Ídolos. En pocas palabras, donde realmente hacemos los que nos gusta y nos va bien. Pero allí quedan, en un fugaz sueño de una noche de verano.

Pero a veces, de tanto soñar, de tanto luchar, perseverar y correr, justamente, de tanto correr los sueños, terminan haciéndose realidad. Tal es el caso del triatleta Ezequiel Morales, el deportista lobense por excelencia que siendo un adolescente comenzó a fabricar su futuro, del cual hoy disfruta y mucho, porque así lo soñó.

“Desde chico uno juega a ser deportista. Cuando está en un partido de fútbol o el deporte que sea y se pone el nombre de un famoso; ‘yo soy fulano’. Ese acto de autonombrarse ya demuestra el deseo de ser un deportista reconocido, viviendo de lo que más me gusta. A mí me tocó y hoy lo disfruto mucho”, nos cuenta Ezequiel a la distancia, vía Facebook desde Niteroi, Brasil (ciudad de 1 millón de habitantes a tan solo 15km de Rio de Janeiro, separadas ambas ciudades por la bahía de Guanavara) donde está radicado desde hace diez años y donde hoy vive junto a su mujer Soledad, su hijo Phillipe de seis meses y el perro Roman.

El camino

Es fácil aplaudir y llenarse la boca de elogios para con Ezequiel después de tantos títulos provinciales, nacional, sudamericanos y panamericanos en su haber, pero para que esto ocurriese hubo un antes que fue crucial, determinante, donde comienza su historia deportiva.

Allá a principios de la década del ‘90 con catorce años e incentivado por un amigo empezó a realizar carreras de 5 y 10km, siempre en calle y alguna que otra en pista. Al terminar la escuela secundaria tenía en su horizonte ser profesor de Educación Física y partió hacia la ciudad de La Plata a cumplir con el estudio pero en su camino se cruzó el triatlón.

“Después de diez años compitiendo en atletismo a nivel provincial y nacional, descubrí el triatlón, pasión que hasta hoy en día no he dejado. Luego de doce años en La Plata me fui para Brasil”, alega el Flaco como lo llaman sus amigos.

Ezequiel4

Como en la vida misma no siempre es todo color de rosas y es así donde no hay que aflojar, donde más hay que insistir y seguir, Ezequiel se puso una meta y llegó pese a los obstáculos que lógicamente la vida le puso en el camino. “A pesar de tener altos y bajos en diversos periodos, nunca bajé la cabeza y dije basta. Siempre tuve esperanza de lograr aquello que soñaba, lo que me hacía entrenar diariamente con una fuerte motivación. Y acá está la clave, el punto importante; tener un motivo por el cual hacemos lo que hacemos”.

“Yo siempre tuve en claro que mi mayor motivación es buscar, alcanzar aquellos que está haciendo ruido en mi cabeza”, subraya Ezequiel Morales, el mismo que a diario se levanta a las cinco de la mañana para comenzar con su entrenamiento de triple turno, que entre natación, bicicleta y pedestrismo, ocupa una jornada dura de entre 6 y 8 horas de prácticas para luego, cuando comienza a caer el sol, disfrutar de su hijo y su mascota.

Multicampeón

La motivación constante, los objetivos planteados y el siempre querer un poco más hicieron de este deportista lobense un múlticampeón de lo suyo, entre los más importantes logros se destacan la participación en los Mundiales de Duatlón en 1998 y 1999 en Alemania primero y Estados Unidos después. En el 2001 se adjudicó el Triatlón Internacional de La Paz y, en 2003, clasificó para los Juegos Panamericanos de Santo Domingo.

Ezequiel2

Sin duda su mayor logro deportivo y el que más lo llena de felicidad y le permite sentirse orgulloso de sus propios esfuerzos, que todo lo luchado valió la pena, es la conquista del Ironman de Brasil en el 2012, que lo catapultó al reconocimiento popular, entre otras cosas, siendo la cara de la marca deportiva OSX.

El haberlo conseguido prácticamente todo en su vida deportiva, no es un hecho que le permita frenarse. “Siempre quiero tener un sueño presente que me mueva en alguna dirección sin permitirme que me quede parado en la vida”, sentencia Ezek como lo llaman en Brasil, desde donde a través de una computadora maneja el equipo EZK Team, un conjunto de atletas —ya sean corredores o triatleas— a los cuales les manda rutinas de entrenamiento, descanso y dieta: “Me demanda mucho tiempo eso también, pero tengo claro que es parte de mi actividad y en un futuro será mi principal objetivo laboral”, nos cuenta Ezequiel, que define al deporte como “aquello que le da vida a mi existencia en este mundo”.

Un trotamundo, que representa a Lobos con la sencillez y humildad de cualquier hijo de un vecino. Un verdadero orgullo lobense desparramado por el mundo.

(de la edición Nº 23, septiembre 2013)

Asesinos por Majo

Rock para la primavera

La edición 2013 del Rock al Parque demostró nuevamente que la música local tiene con qué. Las cinco bandas programadas para la tarde del domingo recibieron la nueva estación con puro rock de acá.

Por Félix Mansilla. Fotos: Nico B. Mansilla y Majito 

En una tarde atravesada por nubes por momentos y sol de a ratos, la décimo tercera edición del Rock al Parque se desarrolló como cada año, con un marco de público joven y familiar que se acercó al predio Ingeniero Hiriart para escuchar producciones musicales lobenses.

Conflictivos. Jimi (guitarra), Juan M Videla (voz-bajo), Belén Gatti (bateria-coros).

Pasadas las 14 hs. la jornada comenzó con Conflictivos, donde tocaron temas de su reciente placa “¿Sabés jugar?”. La banda, esta vez en formato trío por la ausencia de su tecladista Matías Olivastri, brindó un show en el que repasaron canciones como “Licor de frutilla”, “Luces ausente” y “A volar”.

Maybe Uhu! Luciano Re (voz), Fabricio Re (guitarra), Leandro Reina (guitarra), Neno Zaniratto (bajo), Miguel Albergini (bateria).

Luego, fue el turno del quinteto de los hermanos Luciano y Fabricio Re, quienes el 8 de marzo presentaron nuevo material —Esquivando el derroche— para demostrar que la presencia de Maybe Uhu! en cada primavera es necesaria y vital. 

Desplegaron un set cargado de temas que a poco de su estreno ya suenan como clásicos: “La Momia y Karadagián”, “Hay algo más”, “Mi chica soñada” y la que le da título al disco.

Delirium Cosmico. Jonathan Lee (guitarra), Machingo (voz-guitarra), Benjamín Marcianesi (bajo), Agustín Petraglia (bateria).

Más tarde, Delirium Cosmico subió al escenario y dejó su impronta en base a la llegada de la nueva estación. Su cantante, Machingo, anunció que por eso tocarían “algunos de nuestros temas que hablan del amor de primavera”, haciendo eje en la canción que alguna vez popularizó Tanguito.

Además, los Cosmicos ofrecieron un LP con varias de sus canciones de los últimos discos. Entre los temas que sonaron pasó “Nena no soy un robot” (mirá el clip acá), “Soy un quemo”, y “El autosafari”.

Protoplasma. Gastón Colombo (voz-guitarra), Pablo Catalano (bateria), Pablo Arevalo (guitarra), Diego Pippo (bajo).

Pasadas las 16 hs., fue el momento de Protoplasma que comenzó su set list con “Nawal”, track diez de su producción “Energía invisible”. Le siguieron “Letargo”, “Otoño”, “Motivo por el cual existo”, “Sueños” y “Sol” para el final. Colombo, anunció que el videoclip de Jardines de silencio ganó el primer premio en el Festival Nacional de Cine de Esteban Echeverría.

Antes de las 18 hs., el final previsto y el sorteo que cada año ofrece la organización de la Casa de la Cultura: una guitarra criolla de industria nacional. El ganador fue Agustín Maluendez.

Asesinos del Pentagrama. Franco Regino (guitarra-voz), Agustin Sanguinetti (bajo), Gerardo Arroyo (bateria). Foto Majito.

El cierre estuvo a cargo del power trío de rock & roll Asesinos del Pentagrama, que estrenó tres nuevas canciones y desarrolló una lista con las producciones de Muerto o entero, lanzado en 2012. Pasaron: “El rugir del motor”, “No te enamores”, “Sobre las tablas”, “3CV”, “Motoquero” y “Fernet”.

(cobertura realizada para el sitio de noticias lobosya.com.ar)

Foto de portada por Majito

 

Leer es olvidar

Editorial Nº 23: Leer es olvidar

Leer es olvidar

Abogando en pensamientos de primavera, cantamos acordes: “Nace una flor, todos los días sale el sol, debes en cuando escuchas aquella voz (…)”. Bella canción, que además nos comunica algunos pasajes de la vida, en forma de metáfora pero con puntos reales, como sentir.

El mensaje sigue. “Mamá la libertad, siempre la llevarás dentro del corazón. Te pueden corromper, te puedes olvidar pero ella siempre está”. 

Elijamos la libertad, de ser lo que nos proponemos, lo que soñamos por mínimo que fuera. Esa parte del asunto, la leemos en las palabras del deportista Ezequiel Morales, quien lejos de la Argentina arma su propio cielo, todos los días.

Una esperanza de que se puede, una manera distinta de afrontar aquello que solos o de a muchos nos proponemos. Inconsciente colectivo, dice: “Pero a la vez existe un transformador que te consume lo mejor que tenés. Te tira a atrás, te pide más y más y llega un punto en que no querés”.

Por eso, volvamos a lo simple, a lo certero, que es el camino mismo de cada uno de nuestros días. A pesar de todo, digamos basta a eso que envenena: la mentira, el aparentar, el querer ser por, el compromiso falso, la mirada rapaz, las intenciones que aparecen del mal.

Leer es olvidar. Mientras posamos ojos/mente sobre el papel o la pantalla, todo el mundo exterior —de algún modo posible— deja de ser tan real, inmersos en líneas rectas. Todo forma parte de un placer artificial, pero no irreal.

Cuando leemos viajamos, nos transportamos mediante historias, noticias, chismes o lo que nos empuje a concentrar algunos segundos del aire en la lectura. Creemos que es la única manera de muchas para comenzar a resignificar los mensajes, esos que se crean con objetivos claros, aunque de modo metafísico, que es lo que al final nos atrapa: la práctica de interiorizarse con nuestro adentro.

(de la edición Nº 23, septiembre 2013)

Medialuz

Medialuz

Por FPM

Y un día desperté y supe lo que no vendría. Un día me empujé y me propuse cambiar.

Cambiar lo que no se podría, pero intentar en aquellos agujeros que entran los rayos. Los claroscuros esperanzas, la mediaLuz otro empezar.

Y un día abrí mis ojos y supe que tenía que dejarme. Que tenía que luchar.

Con las manos al sol, con el viento en las espaldas y las fuerzas desesperanzadas.
Un día decidí y acá estoy. Un día como todos. Sólo un día. Sólo. Cómo hoy.

Más en el blog Comouncuentoveo

wilfred

¿Qué hay de nuevo, Nico?

Por Nicolás Bernal

Casas en barrios muy caros, hay mucho TN, hay colores amarillos y letras en negro. Me siento un extraño, camino perdido buscando a Ernesto. Todos tranquilos, acá no pasa nada, ollas que suenan a minas de oro. Lanata en las fotos, sonriente hiriente, te manda saludos el gran Masetti. Esta gente son como caballos que solo miran al frente. Hay inocencia robada, hay soledad, hay mucha pero mucha mediocridad.

Mates los domingos en casa, hay pocas facturas, hay libros perdidos, hay posters flasheros y cuadros poco convencionales. Dolores jugando a la play, le tiro los centros y ella hace goles. Todos contentos, acá ya no llueve, el sol que sale avisando sus rayos. Los perros que ladran contentos a la camioneta recién encendida. Empalme es el Springfield de Argentina. Hay chicos en cuero en pleno invierno, hay personajes fantásticos, hay mucha pero mucha espiritualidad.

Asado en la parrilla de un amigo, hay vino divino, hay tabaco con vainilla, hay viajes eternos y caminos a la parra. Miremos otra vez el atardecer, tal vez mañana el paredón es más alto. Todos borrachos, acá pasa de todo, el pan que se quema olvidado en el fuego. La vida es el puro cuento que algunos la usan para mentirse. Solo me falta andar en bicicleta. Hay casados sin hijos, hay hijos casados, hay sin hijos casados, hay hijos sin casados, hay atrapados en su propia ley.

Pájaros en el árbol maldito, hay espinas en la corona, hay emociones estables teñidas con sangre y canas de viejo pero no vigilantes. Leonardo Favio es un puto genio, todo lo hizo, que gran humano. Todos concentrados, acá se ven los pingos, se está por venir el mundial de fútbol. Nunca va haber otro Maradona.

El kun Agüero podría dejarse de hablar y venir a jugar a Independiente. Que equivocado estaba Borges, no sabía que pasión se perdía. Hay negocios en el medio, hay cuotas por pagarse, hay viejos programas como el de Alf, hay nuevos programas como el de Wilfred. Programa o serie como quieran llamarlos.

Más en el blog Brevestiemposraros

Rock al Parque 2013

Se viene otro Rock al Parque

Este domingo, vuelve una nueva edición de Rock al Parque. Van a tocar Asesinos del Pentagrama, Conflictivos, Delirium Cósmico, Maybe uhu! y Protoplasma.

Rock al Parque 2013

El evento comenzará al mediodía para finalizar a las 17.30 hs.

Las cinco bandas locales, desplegarán sets en el marco de lo que desde hace una década la organización denomina “Cero Covers”, con el fin de que cada grupo muestre sus propias producciones.

Además, habrá stands de fotografía, libros, revistas y demás producciones de artistas locales.

En caso de lluvias, la fecha se trasladará al domingo 29 de septiembre.

elviaje-tapa-sept-2013

Esta semana sale el viaje Nº 23

El deportista lobense nos cuenta sus días atravesados por la actividad que eligió hace veinte años y hoy realiza con éxito en Brasil. 

elviaje-tapa-sept-2013

Portada el viaje Nº 23, septiembre 2013.

De Lobos para el mundo

Desde el país vecino, Ezequiel Morales —entrevistado por Tomás Gianandrea— narra que “a pesar de tener altos y bajos en diversos periodos, nunca bajé la cabeza y dije basta. Siempre tuve esperanza de lograr aquello que soñaba, lo que me hacía entrenar diariamente con una fuerte  motivación”.

Dicha enseñanza, es la clave de su andar: “Tener un motivo por el cual hacemos lo que hacemos. Yo siempre tuve en claro que mi mayor motivación es buscar, alcanzar aquellos que está haciendo ruido en mi cabeza”.

Entre sus más importantes logros se destacan la participación en los Mundiales de Duatlón en 1998 y 1999 en Alemania primero y Estados Unidos después. En el 2001 se adjudicó el Triatlón Internacional de La Paz y, en 2003, clasificó para los Juegos Panamericanos de Santo Domingo.

Su mayor logro deportivo es la conquista del Ironman de Brasil en el 2012, que lo catapultó al reconocimiento popular, entre otras cosas, siendo la cara de la marca deportiva OSX.

(Más en la edición papel Nº 23)