descarga

El doble que el sol

Por Nicolás Bernal

(Para la señorita Alicia que es mi mamá)

Cuando caemos, cuando todo está mal,
cuando lo único que queremos es estar con vos,
desde la teta hasta el mas allá,
siempre pero siempre vas a estar.

Cuando reímos, cuando todo esta bien,
cuando la distancia es esperar comer con vos,
desde la vitina hasta las papas fritas
siempre en todo vas a estar.

Te quiero y re quiero abrazarte una vez más,
el tiempo que pasa y todo sigue igual,
los consejos que llenan algunos vacíos,
la palabra mas certera de tu bondad.

Alumbras el doble que el sol,
contagias tu alegría tan especial.

Hoy quiero decirte gracias de verdad,
gracias por el amparo, por el sostén
y los gritos
que engloban todo tu ser.

Más en el blog Breves tiempos raros