Atardecer rosado, por Benito Quinquela Martín

Silbador del arrabal

Por Poyodelobos@

Por las tardeagua en Buenos Aires, se va al club
a romper las bolas de billar

Silbando atiza la punta del taco
vel taco aguja ve nel altar,

Ciclista silbador del arrabal
quemaste un poncho allá en el penao 14

Entre valles y autopistas cimitarras
el pedal al rojo toro se mantiene

Te fue llevando el alma ocheando rostros
en el empedrado sin chistar

Rumbeando al barrio
A dónde está el cotorro

A dónde está bella
a donde su maizal

Le silbará su melodía e caburé,
bajo el farol del balcón mas junao

Media noche de verano otra vez
como Quinquela, su silbido quedará pintado

(de la edición Nº 26, diciembre 2013)