Plumas de pájaro

Ilusión

Por María Mansilla
Todos los días alrededor de las dos de la tarde, después de comer, me acostaba a dormir la siesta con mi papá. Me contaba muchas historias, las cuales me imaginaba todo el tiempo y quería que vuelva a contar una y otra vez. Sigue leyendo