Archivos de la categoría Novedades

img070

Maybe, esplendor de un tour satelital

Con una hora y media de show la banda de rock local estrenó Esquivando el derroche, un larga duración compacto, con historias de amigos, chicas deseadas y estribillos inolvidables. 

Fabricio, Lucho, Leandro, Miguel & Nelson, Maybe Uhu! 2013

Fabricio, Lucho, Leandro, Miguel & Nelson, Maybe Uhu! 2013.

Por Félix Mansilla

Pasada la medianoche, el público de la banda de los hermanos Luciano y Fabricio Re esperaba la presentación del tercer trabajo discográfico de una banda con años en este ruedo inesperado que es el rock lobense.

La actualidad de un 2013 que promete se cruzó con toda la puesta en escena, con esa manera independiente de surcar el under cultural de acá, sin reparos en las diferencias. En este contexto, los Maybe flotan cómodos, unidos y esparcidos con melodías que narran el andar que se distingue entre “la gran Bariloche” y lo que sigue después: el mundo materializado/capitalizado.

A cada fin de canción, el agradecimiento “a los que lo hacen posible” no decayó en más de una hora y media de show entre las paredes de un Independiente poco acostumbrado a estos sonidos raros de la juventud.

Maybe Uhu! subió al escenario montado para un show en el que sonaron temas del nuevo material, más los clásicos como El loro que silba la marcha peronista, el afiladísimo El 9 que buscan, La hermana de Nelson, el r&r Rock de Bombones y el inoxidable Budín de panc.

Una “banda” de amigos/seguidores “maybeanos” que se hicieron oír fue el marco perfecto para una noche inundada de estribillos, pogo de a ratos, trenes de fiesta entre las gentes, aplausos, pedidos, aguante. Ese acercamiento, viaja en las rutas todas; Cañuelas, José C. Paz, Tandil, con La Momia, con Karadagián, junto a la inmunidad nocturna de redoxones curadores, Speeds, cajeros automáticos, gripe porcina y aeropuertos. Maybe provoca eso que narra —y remarca— mediante canciones que explican la esencia, que se esparcen para quedar en el recuerdo.

Sobre el final, interpretaron —acompañados solo por los arpegios de Reina— una versión de lo que alguna vez susurró Elvis: I Can´t help falling in love with you.

558078_10200805985096563_1556605379_n

Escupiendo la virtud

Después del debut con Maybe Uhu! en 2007 y Viva la amistad (2010), el sucesor de El verano de mi ojota izquierda (2012) suena parejo porque se trata de un trabajo que demuestra el despliegue con el pasar de las estaciones, en las formas de dar.

Las composiciones cuentan con margen amplio en lo auditivo, tienen mucho rock (Como un pez, Redoxón, La Mancha), baladas eternas —la reversionada Dm (pista 8 de Maybe Uhu!)—, arpegios claros y andares con aires por momentos pop (La Momia y Karadagián) que se suman a ese tono mezcla de bizarro demarcado en sus letras: con guiños, lugares conocidos e historias de la ciudad de Juan Moreira que describen recorridos en un retornar entre Lobos, Capital y las playas de cualquier lugar de la Costa Atlántica.

Esquivando el derroche contiene diez tracks en los que se expresa la evolución en cuanto a la ejecución. En la grabación —a cargo de Javier Polidoro de estudios Del Mate— aparecen cánones de voces, claros y perfectos. El andar de sus canciones, hacen un recorrido que a lo largo de casi cincuenta minutos dejan ver eso que se escucha en el sonido de un cuarteto de rock punzante.

La pluma cruda de Lucho converge en pasajes que van de la mano con los arreglos de voces de Miguel Alberghini (batería), los riffs y rasgueos precisos de Leandro Reina (que se luce en Esquivando el derroche), la base rock canción de Nelson Zaniratto en el bajo (Laguna del Diamante, que cierra el disco, tiene groove), más los solos breves pero concretos de Fabricio, como en Hay algo más.

El verano de mi ojota izquierda (2012).

El verano de mi ojota izquierda (2012).

Corte y decisión

Las letras demarcan deseos, sueños de proyección, fútbol (“los dos en la cancha, saltando, alentando al Millo” en “Mi chica soñada”), noches sin fin, con gin en el Chanta, calle Florida y la cotidianeidad en las baldosas de la galería Spinosa esperando un remis en la madrugada de un domingo cualquiera. También lo profundo, el día a día, cuando busca el amor en la playa, en la disco, en la misa, en la facu, en el circo…

En medio de una marea de temas abarcados desde lo conceptual en lo sonoro, Maybe se mueve en el camino de canciones simples, pegadizas, con narraciones de video clip, con frases derivadas del amor, de los códigos callejeros, de una labor que se muestra continua en un andar de años, saltos y progresos.

El comienzo, se denota justo, preciso con Hay algo más, el deseo ensoñado de la balada que le da título al disco, desplaza vuelos de un teclado suave ejecutado por Zaniratto sumado (y dedicado) a “un trago que se hacía hace algunos años en La Porteña”, describiendo ese andar nocturno de “diversión violenta”. Sin pausa, se presentan canciones fluidas como La Momia y Karadagián, Dm (Remaked), y El Negro en Mar de Ajó (camisa y sirena, champaña y arena despierta la noche…).

La mitad de Esquivando… se desplaza más potente con La Mancha, historia que revive veranos en San Bernando, y suena la oscura Como un pez (proeza surcada en la Bristol, en Constitución, sobre la arena: “eso es vivir”).

Ultimando pasan Redoxón, pasaje que describe el cotidiano urbano con un solo de Nicolás Villola (ex La Rejunte Blues Band) en el médium con una ejecución concreta, rockera y estribillo flash: “pero yo no estoy nervioso porque de chiquito tomo Redoxón”. Laguna del Diamante es el cierre perfecto, esperado. El final de una obra realizada y puesta “al servicio de la felicidad”, desanda senderos en el tiempo aunque aún los Maybe no caigan, porque “pasó bocha de tiempo” para llegar a este presente.

Hugo-Chavez-

América del Sur, bien al Sur

A menos de 24 horas del fallecimiento de Hugo Chávez, los medios de comunicación se están encargando de enaltecer o derribar al líder bolivariano. Pequeñas reflexiones sobre lo que nos muestran los titulares de la “dictadura mediática”.

Con la muerte de Hugo Chávez algunas circunstancias van a cambiar, para el bien o para el mal de nuestros pueblos. Lo cierto es que hoy América Latina llora al comandante venezolano, pero sólo esta parte del mundo siente la ausencia. Los países imperialistas —a través de sus medios de comunicación conglomerados— acecharon la noticia de sus horas contadas como una buena nueva: eso da cuenta del pensamiento y las razones. Por eso, debemos elegir.

Sólo mostrar aquellas pintadas gorilonas en la que —al igual que aquí en la década del ’50 con la enfermedad de Eva Perón— comunicaban (fríamente) que “viva el cáncer”.

Su personalidad, devenida en un cierto aire militar, combativo, hizo que los ojos de mundo (el llamado primer mundo) lo perciban como un líder intolerante, expropiador, represivo. Desde acá, la información mostraba a un presidente avasallador, desafiante, promiscuo, a un pueblo venezolano confundido.

Entonces, esa lectura da tranquilidad, porque es harto sabido que lo que le molesta a los monigotes de tío Sam son las fuerzas de los pueblos que quieren renacer.

De allí, esa mirada acortada y manipuladora hacia los gobiernos constituidos por gobiernos populares con alto respaldo de sus pueblos. Esa contemplación, los convierte en ser llamados (adjetivados) connotativamente negativos, haciendo entender que el mundo rechaza a los Chávez, a los Correa, a los Fernández de Kirchner, a todos los que de alguna manera rechazan el mandato del dedo del norte.

Por eso, la reflexión debe conducirnos a elegir qué deseamos como naciones de Latino América. Ese examen, nos llevará a repasar la historia contemporánea desde un lado consagrado desde el Sur, ese Sur —nuestro Sur— que es el que nace cada vez que el poder se genera desde adentro, desde el pueblo.

Energía invisible (2013).

Ya salió a la venta Energía invisible

La primera producción discográfica de Protoplasma es un viaje sobre melodías contundentes y mensajes de deseos en formato rock. Aquí la reseña de un disco hard, ajustado, con bellas canciones y bien al palo.

Ecos de Energía invisible

Por Félix Mansilla*
Energía invisible es el primer manifiesto de la banda en formato físico y cuenta con un arte basado en la lectura de diferentes obras conceptuales del artista lobense de arte contemporáneo Pedro Rossi, interpretados por Dominga?! en el diseño de la portada y en el booklet. Esa conjunción se desprende de los preceptos que Protoplasma desarrolla de modo musical y espacial desde hace una década en la ciudad de Lobos.
En agosto de 2011 la Casa de la Cultura de Lobos fue el lugar donde se grabó la parte instrumental del material, durante dos jornadas de más diez horas. Contó con la producción de Protoplasma y fue grabado, mezclado y masterizado por Gustavo Sambartolomeo en El Lucero Records. De esas jornadas, quedaron diez canciones que conforman la esencia de Energía invisible.
El árbol protoplasmático de la portada es obra de Matías Olivastri —director de arte, escenógrafo, realizador, amigo de la banda— quien tradujo eso que Protoplasma contiene en el desprendimiento de sus mensajes: el árbol como significado amplio de una forma de ver e interpretar la existencia, los deseos “frente a la razón”, en las misiones y los planes, como raíces expandidas en un ideal de cambio en las formas: “Lo establecido hay que modificar” para “ser lo que buscás” (Manifiesto).
Energía invisible es la semilla que muta en futuro, que deja huellas, que se alimenta del sol. En la misma dirección, lo que ahonda en sus letras derrama en el andar de encuentros claros, contundentes en la forma de llegar, “las bases construir”. Todas lecturas y clarividencias en la manera de perpetuar emociones que son para siempre, pelean día a día como aquello que “se hace polvo y vuelve a renacer” (Nawal).
“¿Para qué estamos acá?” se oye en Motivo por el cual existo, y la respuesta es clave: envuelto en un ideal individual/colectivo —“tratar que sea así” — con la meta para que sea real y “algo más que mirar para atrás”.
La Energía invisible está en todos lados: viaja, se reproduce, estimula, se regenera en el aire, es. Una forma de ver aquello que se transmite de ser en ser y que nos mantiene comunicados dentro de un código global. Es música. Es canción. Es rock.
Esa búsqueda —puente de energía, reflejo y liberación— queda impresa en cuarenta minutos en donde una propuesta universal en clave rock se expande desde caminos de cadencias perfectas y elaboradas con la pretensión de hacer “sentir”, buscando felicidad en las cosas que se hacen con amor.

Escuchalo en www.protoplasmarock.com.ar

*Lic. en Periodismo y Comunicación Social de la FPyCS (UNLP).

 

spinetta[1]

Afredo Rosso en el viaje

El periodista más experimentado del rock escribió para la edición Todo Spinetta. Viaje por un texto en el que desanda su camino en la vida junto a las melodías del Flaco. Una historia de música, enseñanzas y canciones inoxidables.

 

Spinetta o la magia de todos los días

Actualmente, Rosso conduce La trama celeste en AM 750 (sáb. de 18 a 21).

Actualmente, Rosso conduce La trama celeste en AM 750 (sáb. de 18 a 21).

Por Alfredo Rosso*
Spinetta me hizo ver la dimensión de lo mágico en la vida de todos los días. Un día de 1968 escuché “Para saber cómo es la soledad” de Almendra como cortina del programa “Modart en la Noche” y algo se encendió en mí. Entendí la sonrisa del arte, la sensación de que la vida puede ser más liviana y a la vez dulcemente compleja. Usurpaba el gobierno una de las tantas dictaduras militares que padecimos en aquellas décadas, pero más allá de la censura castrense, estaba la censura civil, la pacatería de un ser nacional conservador, prejuicioso, rígido. Y el rock en general —y Spinetta en particular— vinieron a romper con ese gris de tedio, de ebriedad mesiánica, de argumentos de vida planificados por otros.
La música, la letra, la vibración de Spinetta ponían color allí donde había tonos de gris. Nunca tuve ídolos; no creo en los ídolos. Creo, sí, en compañeros de viaje con quienes comparto sensaciones, sentimientos, percepciones y dudas en esta loca, imprevisible odisea de la vida. Y así me vi compartiendo las propuestas de Spinetta a través de las décadas. Seguí de cerca las pinceladas musicales que dio con Pescado Rabioso, con Invisible, con Jade, y en sus varios proyectos bajo su propio nombre. Siempre amé su integridad, la forma en que vivió su vida como vivió su arte: sin resignar, sin renunciar, mirando hacia adelante.

 

*Entre 1980 y 2002 se desempeñó en varias revistas como Mordisco, Cerdos y Peces, Rock & Pop, Los Inrockuptibles, Esculpiendo Milagros, Mix, La Mano (como Director asociado) y los suplementos musicales y para jóvenes Si (Clarín), Rock (La Nación), No y Radar (Página/12). Trabajó en importantes compañías discográficas, como Music Hall (de 1976 a 1979), BMG (de 1996 a 1998, y colaboró con las reediciones de discos de rock nacional de Sony Music y EMI Odeón. Realizó distintos trabajos en radio, como programador y productor musical de FMR (Radio Rivadavia, de 1982 a 1985), Lado B (Radio Alfa, 1993), La Mano y Expreso Imaginario (Radioactiva, de 1995 a 1997, y 2001 respectivamente). Produjo y musicalizó La casa del Rock Naciente (Radio Rock & Pop). Para televisión, realizó un programa para la BBC de Londres sobre música argentina (en 2004), y produjo y condujo el programa Vinilo, en el canal Much Music entre 2004 y 2005. Dictó numerosas conferencias y seminarios sobre rock argentino, en la Universidad de Belgrano y en el espacio de arte Artilaria. También fue traductor e intérprete del inglés, para Warner Bros. Actualmente conduce La trama celeste (sábados de 18 a 21 por AM 750) y realiza una columna de música rock en Negrópolis (conducido por Elizabeth Vernaci en Rock & Pop).
Fuente: Wikipedia.org

handle404 (2)

Buscá el viaje “Todo Spinetta”

Ya está en las calles la edición Nº 16 de el viaje. Viajan: Alfredo Rosso, Nacho Babino, Mauro Basiuk, NicoB Mansilla, Álvaro Nigro, Ariel Boffelli, Mauricio Villafañe, Estefanía Dupraz y Félix Mansilla. 

01 (4)

Conseguila en…

Lobos: Colombo diarios (H. Yrigoyen y Arevalo). HJ Electricidad (H. Yrigoyen 57). Pericles (9 de Julio). Gráfica Arias (Berro 381). Mirar Cultura Lobos (Rauch 155). Stihl Concesionaria (H. Yrigoyen 983). Scotti Seguros (Moreno y Laprida). Fábrica de pastas Sol de Marga (Necochea 487). Pastas Biló (Perón 344). Pintureria Barbieri (Alberdi 120). Custom Shop (Bs. As y Almafuerte). Canal Cuatro (Bs. As), Biroccio Molinos (Olavarrieta 332), Andale Wey (Ayacucho 30), Soc. Rural (Las Heras 87), Casa Cultura de Lobos (Salgado 585). Paradise (9 de Julio 63). Peluquería Cousin´s (Moreno 539).

En Salvador María: Ferreteria Don Atilio (Av. 10 Jerónimo Topa). Heladería Don José (Av. 19 J.T). Autoservicio La Armonía (Av. 10 J.T). Autoservicio Canis (calle 5 y 16 Nº 123). Forrajeria Los Pastizales (calle Nº 166).

En el camping Bahía de Los Lobos: Bar Adonde quieras Rock & Food.

En La Laguna: Restaurant Parrilla Un Lugar (Club de Pesca Lobos).

 

01 (4)

Especial Spinetta en el viaje

Una edición especial a un año de la partida de Luis Alberto Spinetta (1950-2012), con el recorrido de todos sus discos, etapas musicales y el legado rock de un artista conceptual con inabarcable. 

Febrero es todo Spinetta en el viaje. En esta ocasión, tenemos el agrado de contar con una colaboración exclusiva del periodista de rock Alfredo Rosso, quien deja andar las palabras en los significados de Spinetta en su vida a un año de la partida. Queremos así asentar el recuerdo para que se explaye en un presente, distinto ya. Porque el flaco suma cultura, en este, y en todos sus viajes.

Febrero es todo Spinetta en el viaje.

Febrero es todo Spinetta en el viaje.

La búsqueda de la estrella
La edición de febrero es todo Spinetta en el viaje. La idea surgió después de la edición de marzo de 2012, donde a través de un repaso certero por la vida de Luis, Nacho Babino abrió la posibilidad de encontrar en esa misión la fuente de todo deseo: invitar hoy a los amigos spinetteanos para escribir sobre él, su obra, su camino, su traspaso en todas las vidas que atravesó de modo cercano, en cada vuelta de disco, es mucho y es poco a su vez. Allá vamos sin esperar nada, pero dando todo. Los por qué se denotan claros, fervientes, se aproximan en cada uno de los textos escritos en exclusiva para esta publicación y, la búsqueda de la estrella es precisamente eso: ahondar en las sendas para transmitir sin reparos, expandir, comunicar, ser para ser, dar para seguir. Creemos claramente que si las cosas que contamos tienen empeño lograremos continuar, buscando las excusas, haciendo real aquello que planteamos como objetivos. Entre las enseñanzas de Don Luis, encontramos para esta ocasión, aquello en lo que nos reflejamos e intentamos desandar. “Después de todo tu eres la única muralla, si no te saltas nunca darás un solo paso”. Eso es, en parte, la búsqueda de lo infinito, la transposición entre el ser social y lo interno. La sola idea de buscar conformar los días de cada uno, de todos, en las cosas que queremos para ser algo más que caminantes. Creemos en que si lo buscamos, llegaremos: como puente, como testigos, como luz. Todos nos debemos el mensaje de prestar el alma, volar, sin daños, con decencia, para hacer lo que hay que hacer.

“La totalidad de tu cuerpo eterno no es maligna,
la semilla crece donde el sol la deposita.
Y ven los vientos en retorno,
son sangres marginales
y cuerpos en colores…
Lo que está y no se usa nos fulminará”.
(Elementales leches. Invisible, 1974).

110-spinetta

Fue a mojarse los pies a la luna

El 8 de febrero de 2012 cambió todo: la muerte de Spinetta pegó en todos los que alguna vez sintieron sus canciones. Narración de una despedida. El abrazo a lo lejos. Por Félix Mansilla.

ES1.jpg_722325795Hizo una semana de la partida de Luis Alberto Spinetta. Muy rápido todo. Un viernes de lluvia, me enteré de su enfermedad. Me indigné con el tratamiento de los medios buitres, pensé en ese final, pero esperando buenas noticias. Así como así, un miércoles de mierda, después de mirar algunos minutos el resplandor de la Laguna con mi hermano Nico, fuimos a tomar un helado, como en un día cualquiera. Cuando subimos al auto para pasar por la casa de mis viejos, un sms nos anunció ese final. Llegamos a casa y mi viejo en la radio escuchaba todos los mensajes de los oyentes que contaban cuando lo escucharon por primera vez y todo lo que se dice de las personas que se van. Nico se acostó a escuchar el CD 3 de las Bandas Eternas. Yo me miré en el espejo de la habitación de mis viejos y rompí en llanto como no lo hacía desde la muerte de mi abuelo y en días en que pensé que el amor se fue. Recibí el llamado de mi amor que lo hacía para darme la noticia y al sentirme sólo me pidió que no sufra, que el Flaco iba a estar mejor. Después de las lágrimas, mi viejo me consoló con sabias palabras: “Lo importante en que un tipo como éste, deja una obra que lo revive siempre. Pero llorá si te hace bien”.

Después del nudo en la garganta, llamé a mi amigo Nacho —con quien solíamos escuchar y re-comentar cada disco, etapa y locuras del Flaco— porque lo necesitaba. Desde Uruguay me dijo que ya lo había llorado, pero que no se sentía del todo mal.

Con Nico decidimos ir a La Cruz, un lugar que queda alejado del pueblo, donde siempre vamos porque por ese camino no existen las miradas prejuiciosas. Con el viento en la espalda, miramos el piso en silencio. El Flaco ya no estaba más. Fue como cuando por la radio escuchamos que había muerto Sokol o cuando estaba por rendir matemáticas en febrero y un boludo dijo entre risas “che, murió Pappo”. Ése día el almuerzo en casa fue el más triste.

Hoy, son solo recuerdos. Duermo tranquilo porque “todas las cosas que se pierden las tiene en un bolsodios”.

*Texto escrito a una semana de aquella partida.

Osvaldo-Bayer-2

Hoy cumple 86 Osvaldo Bayer

el viaje celebra al más piola de los octogenarios de las letras argentinas.

Osvaldo Bayer nació en Santa Fe el 18 de febrero de 1927. Es historiador, escritor, periodista y guionista cinematográfico. Su desarrollo en el mundo de las letras dejó libros como “La Patagonia trágica”, llevado al cine por Héctor Olivera como la Patagonia rebelde en el año 1974. Además, “Los anarquistas expropiadores”, “Rebeldía y esperanza”, “En camino al paraíso”, “Entredichos”, “Ventana a la Plaza de Mayo”, “Exilio” (junto al poeta Juan Gelman) y “Severino Di Giovani”, entre otros.

A lo largo de su carrera como activista de DD.HH Bayer se destaca como una de las voces más respetadas en el ámbito de la lucha de los trabajadores anarquistas de principio del siglo XX.

“Coartar la palabra es como matar una paloma en pleno vuelo”.

Foto: Majito

Rock por “No al cierre del ramal Merlo-Lobos”

La comisión Salvemos al tren exigió mejoramiento de vías y servicio regular. La movida cultural contó con los shows de Maybe, Asesinos del Pentagrama, Furión y Grand Routier de Navarro.

El sábado la estación de tren de Empalme Lobos lució distinta. El reclamo por el pedido de mejoramiento del ramal Merlo-Lobos se hizo escuchar mediante una propuesta diferente en la que participaron cuatro bandas de rock, mucho público joven y el pedido por mejoras del ramal que une Merlo con nuestra ciudad.

Asesinos del Pentagrama (Foto: Majito).

Desde hace varios meses, Salvemos al tren viene desarrollando una serie de reclamos con el pedido de medidas por parte de la empresa que explota la concesión del servicio. Desde la comisión expresaron que la mejora de las vías “es de vital importancia para que el tren circule de forma rápida y segura” para las localidades que se ven afectadas por el estado de las vías que recorren Merlo, Mariano Acosta, Marcos Paz, Las Heras y Lobos. Por ello, advirtieron que para la realización de las obras “no es necesario suspender el servicio, ya que como en el ramal eléctrico, las obras pueden hacerse de noche y en el día llevar a cabo un cronograma de emergencia”.

Actualmente el recorrido Merlo-Lobos dura dos horas, por lo que el recambio de vías y durmientes podría reducirlo a una hora cuarenta. El reclamo es una señal de alerta para las autoridades nacionales “debido a que en los últimos dos años el porcentaje de descarrilamientos y suspensiones de servicios creció de forma alarmante”, adujeron desde la comisión.

Rock & roll tren
Leo Duré, representante de Salvemos al tren fue el gestor de la idea del reclamo a través de una propuesta cultural que incluyó la participación de la banda de Navarro Grand Routier y las locales Furión, Asesinos del Pentagrama y Maybe Uhu (Empalme Lobos).

Desde el escenario preparado para la tarde noche del sábado, Duré agradeció a todas las personas que fueron de la movida para que el reclamo sea visibilizado  y agregó que “la lucha de los que trabajamos en el ferrocarril debe ser escuchada, atendida, porque se trata de un transporte público mal manejado desde empresas privadas”.

Fotos: Majito.