17-Por Martín Dates

Chocolatín

Por Nicolás Bernal

Y los viejos con los diarios ya están presentes en la mañana que me encuentra tan ausente. Combatiendo con la cabeza que me pone muy borracho hasta mearme el pantalón. Yo pregunto y no disimulo si es mejor que me arme el corazón. Todo roto en tinieblas que el mismo culo me plantó. En las calles súper vacías no se alcanza a distinguir, las verdades tan reales que persiguen represiones tan enfermas. Soy fiel a mis rumbos, a veces me derrumbo y otras sigo en pie. Cada tanto me acostumbro donde es difícil despegar. Miro la gente pasar, algo bueno tiene que pasar.

Pienso en las noches consumidas en letras, me relajo en colchones blandos pero duros y la bicicleta que me invita a pasear. Respiro los árboles sobre el diagonal, esto es La Plata cada vez la quiero más. Recuerdo aquellas perdidas de grandes amigos, capaz que me rio si viene con yapa. Pienso en algunas vinerías latentes, se viene tu cara tan fresca y tan clara. Me pierdo en los tiempos pasados pisados, guarda con los pozos cubiertos de paja, las sombras gorilas golpean la plaza. Me fijo tan raro y no estoy asombrado, serán las arrugas o las canas que espantan. Será que se plantan tan viejas ideas. Será que estoy vivo porque vos latís como un chocolatín.

Viajá más en el blog Breves tiempos raros

Foto de portada por Martín Dates

(de la edición Nº 31, mayo 2014)