Desquiciante soledad zzzz

Desquiciante soledad

Por Catalina Encabo

Yo me atrevo a contar esta desquiciante soledad
que me vuela el gorro y me hace marcar, patalear
Esto se mantiene real por un par de horas
hasta que despierte y te vea otra vez
esperando, y no te parás de quejar
pero te quiero ¡pop, pop, pop corno!

Algo empaquetado, barato no
no me gusta, no da para mucho rato
es sábado, y ¿qué puedo decir?
Nada. Doy vueltas y vueltas en la misma cuerda
en el mismo tiempo, en la misma pelotita de mierda
puta madre, te amo.

Pienso, intento entender y lo veo
esperando, gritando, llorando
ando ando ando ganas ¿de qué?
no sé

Esto no dice más que blá
palabras al azar, te habrás dado cuenta ya
quiero tocar, gritar, bailar, sentir, escuchar y cantar
Tengo ganas de todo y nada se me da.

Con un cigarro en mano y el teclado a mi lado,
delato esta amarga y desquiciante soledad.

(de la edición Nº 38, diciembre 2014)