el-marginal

El Marginal: la senda de las ficciones reales

El marginal es una serie argentina (drama policial) que se emitió en la pantalla de la Tevé Pública. Al momento de esta nota se emitieron 10 de los 13 capítulos de una hora que la componen. Por Mauricio Villafañe

Los Juegos Olímpicos obligaron a posponer un final que aparece, a todas luces, tan atrapante como incierto. Va a coronar, seguramente, un excelente trabajo que consolida la posición y calidad de la ficción argentina en estos últimos tiempos.

La actualidad (y la deuda de una treintañera sociedad democrática argenta) de la problemática que aborda (el sistema carcelario) junto a la originalidad y realización de un trabajo que combina un elenco y una producción/dirección de primer nivel (Underground Producciones, Sebastián y Luis Ortega) convierten a “El Marginal” en la serie del momento. El telón de fondo es la chatura de una pantalla atestada de espectacularidad, sobreexposición y del cotillón usado que es el entretenimiento de hoy.

“El marginal” es también fruto de años de trabajo e inversión en la señal pública. Cuenta la historia de un ex policía (Juan Minujín) que entra a la cárcel con una causa y un nombre falso para rescatar a la hija de un juez que se encuentra secuestrada ahí por la banda liderada por los hermanos Mario y “Diosito” Borges (Claudio Rissi y Nicolás Furtado).

Se pone en marcha así una densa trama de asociaciones ilícitas y corrupciones varias que van desde el poder judicial, la policía y el servicio penitenciario a los presos y al director (en un papel a la medida de Gerardo Romano).

A lo largo de los capítulos la serie suma en intensidad y en drama al tiempo que los personajes se van “humanizando”, dando a conocer otras facetas de su rea personalidad. Se abre también el camino a una historia de amor entre el protagonista (Minujín) y la asistente social del penal interpretada por Martina Gusmán.

El escenario es la ex cárcel de Caseros donde se filmó “Tumberos” (Ideas del Sur, Adrián Caetano, América TV, 2002), serie heredera a su vez de la mítica “Okupas” (Ideas del Sur, Bruno Stagnaro, Canal 7, 2000). A la línea que “El Marginal” recupera se le suma “Fantasmas de la ruta” (CineBruto, José Campusano, CDA, 2013) que trata sobre el accionar de las redes de trata de mujeres en la Argentina.

¿Cuál es el hilo conductor de estas “ficciones reales”? Una historia bien narrada, que habla y siente en clave cotidiana y un trasfondo en problemáticas sociales y culturales concretas.

Este columnista cree, llegado a este punto, que ha estado recomendando series. Relee y sí: está recomendando series para el bolsillo del caballero y la cartera de la dama o viceversa. La idea está en engancharse ahora, ver o volver a ver, en fin: salir de las redes sociales y poder disfrutar y conectarse con trabajos de calidad.

El aporte tiene una idea fija: tomar el teclado y un documento de Word para luchar contra la crónica denigración de lo que somos y hacemos. No somos una mierda y nuestras ficciones reales así lo demuestran.

Viajá más en: http://www.optimovision.com/novelas/el-marginal-capitulos-completos-hd/