Oscar 2

El sueño de volar

La vida skate en Lobos en la voz de Oscar Arévalo. Sinónimo de adrenalina y libertad. Un estilo de vida bien marcado. Por Tomi Gianandrea*
Saliendo de los deportes convencionales o tradicionales, según les guste llamarlos, empezamos a indagar por la gran variedad deportiva que nos ofrece Lobos y nos encontramos con una actividad que desde hace un par de años ha sumado muchos adeptos y que no sólo utilizan el deporte como pasatiempo o actividad física, sino que también lo interpretan como una filosofía de vida: el skate.

Oscar 2

No hizo falta recurrir a la lupa o buscar en los libros de historia, porque el skate está palpable, vivo y activo en la comunidad. Solo bastó mirar hacia arriba en el Parque Municipal y ver los vuelos, piruetas y acrobacias de chicos —preferentemente— de distintas edades que disfrutan, se sienten libres y comparten la misma ideología con sus pares. Pero para que hoy sea lo que es, un deporte reconocido, valorado y con muchos entusiastas en la ciudad, hubo un principio. “Apareció en Lobos a principios de los ’90. Fue la primera ola de moda de la actividad en la Argentina. Duró unos años, se cortó como moda pero quedó establecido como deporte aunque no muy masivo”, señaló Oscar Arévalo, uno de los más reconocidos skaters y entusiastas de Lobos.

Algo del anterior milenio había quedado picando, haciendo ruido, sólo faltaba una vuelta de tuerca más, un giro, un salto. Y así fue cómo en 2008 apoyado por programas de televisión y series, volvió a resurgir el skate como moda en todo el país pero con muchos más adeptos que la vez anterior. Además, la movida fue acompañada por la difusión de Campeonatos Nacionales e Internacionales lo que permitió definitivamente establecer la actividad como deporte bien consolidado. “Hoy en día transcendió lo que es el deporte en sí, y pasó a ser un estilo de vida que valora a las personas, no por lo que tienen sino por su actitud con el deporte”, comentó Oscar, para luego agregar que “si bien es un deporte que no se compite en equipo, nunca se practica solo, por lo que sirve mucho para generar amistades sin importar edad, nivel económico ni cultural”, alegó.

Oscar 1

Poco a poco y a partir de la irrupción de la actividad nuevamente en el país, conjuntamente a la par Lobos fue creciendo y sumando nuevos skaters. Tanta fue la demanda de la actividad en la ciudad, que las calles y las esquinas comenzaron a colapsar de adeptos por lo que fue necesario construir un circuito destinado al deporte en particular. Así fue cómo en Junio de 2011 con el diseño y trabajo de Oscar Arévalo, quedó construido el Skate Park en el Parque Municipal de Lobos que en su momento de máximo esplendor llegó a albergar cerca de 400 fanáticos activos de la ciudad.

Pasaron unos años de aquel furor del skate, muchos se bajaron de la actividad, pero el deporte y la pasión por la tabla no ha desaparecido. Aún siguen siendo cientos los chicos que continúan con la actividad en Lobos. Además el coqueto Skate Park ha servido y sirve en la actualidad como escenario de publicidad para muchas marcas nacionales e internacionales, como así también para filmación de muchas películas de skaters. Pasión, adrenalina, desparpajo, equilibrio y talento conjugan perfectamente en el mundo de los skaters que disfrutan, aprenden y comparten no sólo el deporte sino un estilo de vida.

“Todo aquel que alguna vez llegó a sentir lo que es surfear arriba de una tabla de skate, lo va a hacer durante todo su vida, aunque sea interiormente”, sentenció Oscar.

*Lobense, periodista deportivo. Director del sitio www.elautografo.com.ar