tablero-ajedrez

Las concepciones

Por Nicolás Bernal

Otra vez, esa gente es…
la que habla por vos.
No sabés muy bien por qué
las cosas sabias son de un don.

Guerrero con suerte
a las lanzas del sol,
vas buscando todo
mientras el mundo se rinde a tus pies.

No voy a buscar entenderte una vez más.
Sos lo que siempre pensaste
que no serías.
Y yo elijo mi camino.

Los chicos ríen sobre la plaza Moreno.
Les contás a tus rehenes
la vida es sencilla desde tu perspectiva.

Todo lo que ves
se hace brillar en la sensatez.
Qué fragilidad caer así,
entre tus manos se produce el entierro.

Y por ahí, nada es lo que decís,
capaz que entendés
otro tipo de sensibilidad
aunque juzguen sin mirar atrás.

Más en el blog Breves tiempos raros

(de la edición Nº 27, enero 2014)