Manu Pacheco

Pedaleando el futuro

Manuel Pacheco, talento y velocidad joven sobre ruedas con progreso constante. Presente y proyección del ciclismo zonal.

Por Tomi Gianandrea*

“No se deja de pedalear cuándo se envejece, sino que se envejece cuándo se deja de pedalear”, resumió alguna vez Lance Armstrong, séptuple campeón del Tour de France. Y algo de esto le estaba ocurriendo al ciclismo lobense, desaprovechando un velódromo estupendo que moría poco a poco hasta que hace 7 años un grupo de entusiastas y soñadores se pusieron el equipo “completo” de ciclista para darle vida al magnífico circuito del Parque Municipal.

17-Manu Pacheco

Lejos de suponer, o quizás sí imaginando lo que se podría avecinar, el ciclismo lobense se llenó de fanáticos y curiosos, entre ellos un chico de apenas 12 años que todos los sábados se acercaba al velódromo local un tanto por adrenalina, pero también por gusto y pasión. Ilusionado tal vez con poder correr algún día en el circuito lobense, y luego recorrer la Provincia, y por qué no también el País. Ese chico era Manuel Pacheco (18), hoy el pedalista lobense con mayor proyección.

“Empecé a correr a los 12 años porque siempre me gustaron las carreras e iba a mirar. Un día vendí una bici que tenía y compré un cuadro de lo más barato que existía. Así comenzó todo”, detalló Manu, quien en su primera etapa compitió hasta los 15 años para inspeccionar en otros deportes y disfrutar de la adolescencia. Pero sólo un breve lapso le duró el alejamiento del ciclismo para darse cuenta de su verdadera pasión, y al año siguiente de dejar decidió volver: “Nunca imaginé lo lindo que es el ambiente que se vive, además, la posibilidad de hacer tantos amigos y conocer lugares espectaculares”, señaló el joven talento lobense.

Para vivir el presente de ensueño que lo tiene con varios proyectos por delante, Manuel tuvo que prepararse desde muy chico, destacándose y buscando siempre pedalear delante del resto del pelotón. “Me acuerdo que la primera carrera que disputé, saqué la vuelta con dos más pero tuve que conformarme con el segundo lugar. Andaba bien por suerte, siempre me metía entre los primeros 5”, alegó Manu que desde chico sobresalió en la categoría 96 del ciclismo zonal.

Mirando hacia el horizonte y buscando mejorar día a día, el ciclista lobense ya suma varios kilómetros y méritos fuera del ciclismo local, ya que fue segundo en un torneo infanto-juvenil en San Nicolás hace 3 años, tuvo el placer de correr la Doble Bragado (una de las mejores competencias del país) y de participar del campeonato argentino en San Juan. “La gente allá apoya muchísimo al ciclismo, es hermoso vivir ese ambiente. Fue algo muy lindo haber participado”, comentó.

Pero su curriculum no terminará allí, ya que para este año tiene pensado sumar varios kilómetros importantes e ir adquiriendo experiencia para futuros proyectos. “En el horizonte más próximo está otra vez la Doble Bragado, y también me invitaron a formar parte de un equipo de Buenos Aires que se está armando. Además, me vieron para ir a correr a Bélgica durante 3 meses, pero se necesita de mucha plata, así que seguramente se dé para el próximo año”, sostuvo Manu, quien se entrena todos los días de la semana pedaleando entre 70 y 140 kilómetros diarios para estar en óptimas condiciones para competir durante todo el fin de semana.

Con el objetivo claro de pedalear siempre y aspirar alto, nadie le quita el sueño a Manuel Pacheco de poder en un futuro correr con la Selección argentina y también poder hacerlo fuera del país, entre sus aspiraciones más claras y motivadoras. “Nada es imposible, con sacrificio todo se puede. Sólo hay que saber esperar”, sentenció.

*Lobense, periodista deportivo. Director del sitio www.elautografo.com.ar

(de la edición Nº 42, mayo 2015)