chicas punk

Pupurrí: humo(r)

Por Nicolás Bernal

Punkeke equivocada

Es imposible dejarte de mirar o será que andaba buscando algo como vos.
Las cosas así suelen suceder, cuando menos se esperan son las mejores.

Yo bien solo, con sueño, escuchando punk.
Vos bailando, fumando y escuchando punk.

Tengo tiempo para perder, si querés vayamos caminando escuchando tus idioteces.
La verdad es que no sé como arrancar.
Sos sencilla, sos común, sos simple y natural.

Pero no, no me puedo enamorar… la cara de puta te delató, yo sabía en el fondo que algo andaba mal. Pero no, no lo puedo evitar, no puedo dejarte de mirar.

Águila minitorta

No me importa y vos comes torta, me dejaste por una roncha en su pantalón.
Las pastillas se consumieron con el pelo corto que esta de moda.

¿Qué resolviste volviéndote una extraña? ¿Donde quedó la chica del campo?
¿Dónde quedó el flan casero?

Estás en fiestas con un look varonil tomando Martini, me dejaste por una mancha en su pantalón, me voy a operar para volverte a buscar y con mi nueva cancha te voy a seducir.

Rastafari equivocada

Estaba esperando algo así y cuando quise acordar estabas delante mio.
Estoy creyendo en eso de amor y paz, si con solo esa mirada haces que sea ideal.

Mientras sigo solo, con sueño y escuchando reggae.
Vos bien arriba, riendo y bailando reggae.

Puedo acompañarte hasta tu casa y que me hables, de tus plantas, de un nuevo rey y las tierras de babylon. La verdad es que no se como arrancar.

Sos hermosa, espiritual, fresca y vegetal.
Pero no, no me puedo enamorar, esa cara de loca me puede hacer mal, yo sabía en el fondo que algo andaba mal.

Tus viejos amigos que te rozan y las mentiras que consideras piadosas me van a destrozar.
Pero no, no lo puedo evitar, seguimos enfrentados.

Más en el blog Breves tiempos raros