069

Sobre ruedas

Nueva sección en el viaje: para observar desde afuera aquello que vemos desde hace años en el deporte local. Breve repaso por una actividad que gira cada fin de semana.

112

Por Tomás Gianandrea

Ruta. Pista. Caminos rurales. Giro completo o sprint final. Ruedas finas y más gruesas. De carbono o titanium, de plástico o de lata. Da igual. La finalidad fue, es y será siempre la misma: pedalear. Hubo épocas buenas en Lobos, momentos gloriosos cómo en el antiguo velódromo de tierra, que luego de unos años por insuficiencia de costos quedó abandonado y dio lugar al surgimiento del circuito callejero de la Plaza Tucumán, que en los ‘80 fue furor y de gran convocatoria. Luego vinieron años de estancamiento, muchos amantes de la actividad tuvieron que salir a correr a lugares muy distantes, con sus costos y desventajas. Pero la rueda de la vida, del ciclista volvió a girar; con esfuerzo y empuje en 1991 se asfaltó el actual velódromo municipal que contó con más de 400 pedalistas en el día de la inauguración.

Pero el tiempo feliz volvió a ser efímero y otra vez la actividad tendió a desaparecer, hasta que hace cinco años un grupo de entusiastas y soñadores se pusieron el traje de ciclistas y volvieron a darle vida al circuito del Parque Municipal Ingeniero Hiriart, que en la actualidad todos los sábados convoca a cientos de apasionados. Y de la mano con el ciclismo de pista, se reinventó el rural bike, una actividad para correr y disfrutar en familia.
Tras años de esfuerzo, sacrificio y dedicación, Lobos puede sentirse orgulloso de contar con la campeona argentina infanto-juvenil, Valentina Luna (10) quien ganó todas las fechas del campeonato argentino 2012 y las dos que disputó este año en San Juan y Catamarca.

En medio del furor, la difusión fue vital y fundamental para sumar nuevos adeptos y ganar en popularidad; durante el 2010 y 2011 el ciclismo lobense tuvo su propio programa de TV: “La hora del ciclismo”, de la mano de Gustavo Morena y Pablo Almaraz, quien además desde el año pasado es el encargado de la página web que lleva el mismo nombre que el recordado programa, pero en la cual también ofrece información del ciclismo nacional e internacional por lo que es visitada a diario por más de 1000 personas. El ciclismo lobense tuvo altibajos, intercambió buenas y malas, cómo en la vida misma, lloró y rió. Así y todo, sigue pedaleando.

Fotos: Pablo Almaraz

(de la edición Nº 21, julio 2013)